BENDICIONES


Una bendición es un rito mágico que eleva y armoniza la energía de tu hogar, creando un espacio sagrado para que tu alma encuentre refugio y tus sueños cobren forma. Bendición de una nueva casa Mudarse a una casa o piso nuevo (o nuevo para ti) es un momento mágico. Tu vida está en una transición dinámica, y realizar esta poderosa bendición de la nueva casa te ayuda a que esa transición sea positiva, puesto que infunde todo lo brillante y hermoso a tu nuevo hogar. Si te gusta mucho esta bendición, puedes llevarla a cabo aunque haga cierto tiempo que vives en tu domicilio actual. Lo ideal sería que hicieras este ritual antes de haber trasladado tus cosas. Pero, si por cualquier razón esto no es posible, no te preocupes; sigue siendo muy eficaz. Antes de empezar, limpia físicamente el espacio y despeja a fondo el espacio. Lleva a cabo esta bendición entre luna nueva y luna llena.



INGREDIENTES:

· Un bol con pétalos de rosa de todas las rosas rojas, rosas y amarillas que puedas adquirir razonablemente

· Una velita con funda o una velita votiva roja, rosa y verde para cada habitación

· Un plato en el que quepan tres velas para cada habitación (a no ser que las velas vayan con funda)

· Una varilla de incienso de vainilla o de rosa para cada habitación

· Una manzana para cada habitación Pon tres velas en cada habitación, una de cada color.


Encuentra la forma más estable de dejar cada manzana en una superficie plana (cabeza abajo o cabeza arriba), y clava una varilla de incienso derecha en cada una de ellas de modo que la manzana recoja la ceniza que cae. Sitúa una manzana junto a cada disposición de velas de cada habitación. Sitúate en un lugar central o en la puerta principal. Con las manos en posición de plegaria, di:



Yo invoco a los espíritus dulces de luz divina. Yo invoco todas las energías positivas de este hogar. Gracias por bendecirme con este precioso lugar donde vivir. Realizo ahora esta bendición como ofrenda de gratitud. Que sea una inyección poderosa de annonía, prosperidad, felicidad y amor. Gracias.