Prosperidad y Protección

La Nuez en el Azucarero

Este ritual es muy antiguo, y muy bonito, porque se carga de cariño y buenas intenciones. Sirve para proteger el hogar de todo lo negativo: envidias, discusiones, y malas energías. Antiguamente se solía utilizar para mantener alejados a los malos espíritus de la casa.

Se usan dos símbolos muy potentes de riqueza y prosperidad: las nueces y el azúcar, que tradicionalmente se asocian con la abundancia, el bienestar y la salud. Atrae estos dones para todos los que viven en tu hogar, así que cuanto más fuertes sean los lazos que te unen a las personas que conviven contigo, más poderoso será este amuleto.


Qué necesitas:

- Una nuez grande (si la recibís como regalo MEJOR)

- Tu azucarero habitual

Cuándo hacer el ritual:

Es mejor hacerlo durante todo el día 1, pero también es eficaz si se realiza durante el primer mes del año.


Cómo hacerlo:


Tómate unos minutos para poder hacer el ritual con tranquilidad, mucho del poder que genera el amuleto se alimenta de tu intención y de tus buenos deseos.

Pon el azucarero frente a ti, y toma la nuez entre tus manos. Tienes que hacer un llamamiento en tu mente a la prosperidad y el bienestar, para ti y para todos los miembros de tu hogar (si los hay). Piensa en lo que necesitas, y piensa en cada una de las personas que te rodean, diciendo su nombre en voz alta. Por último, entierra la nuez en el azucarero, donde debe estar el resto del año. Su función protectora funcionará incluso si no se consume el azúcar. Cada vez que alguien tome una cucharada de ese azúcar, tus seres queridos o tus invitados, estarán recibiendo un poco de esa Buena Suerte que os concede el Año Nuevo.

No olvides sacar la nuez del azucarero el día 31 del año del año en curso (el año seria el 2019). No la tires ni te comas el fruto: debes enterrarla en tierra (maceta o jardín) durante el mes de enero.

¡Te deseo un nuevo año lleno de Abundancia, Bienestar y Prosperidad!